Inovación de la Música de Trios

El surgimiento del Trío Los Panchos cambió el concepto de lo que se conocía hasta ese momento por un trío. Al entrevistar a Chucho Navarro el destacado periodista Rubén Arrieta en su programa dominical “Arriba la Gente”, Chucho expresó lo siguiente: “Yo pienso que Los Panchos, si tuvieron algo fue su originalidad. Siempre hubo tríos en las Antillas y en todo el continente Americano. No pensábamos en los tríos que pudieran haber en Méjico, Puerto Rico o en  Cuba. Esos eran tríos porque se componían de tres integrantes: a veces eran tríos porque tres eran sus guitarras. pero no había selección de tesituras vocales, cantaban y cantaban voces muy graves y voces muy altas.

El Trío Los Panchos cambió ese concepto. Seleccionó una primera voz que se acoplara perfectamente con la excepcional segunda voz de Chucho Navarro y con la extraordinaria tercera voz de Alfredo Gil. Como si eso no fuera suficiente, incorporó el requinto coleto o violín-guitarra creado por Alfredo Gil junto a un estilo propio y único de armonizar las “cuerdas” del grupo. Aquel que escuche al Trío Vegabajeño en su formación original (Fernandito Álvarez, Pepito Maduro y Benito de Jesús) aunque encontrara selección en la tesitura de sus voces, no encontrara en el sonido de sus cuerdas la distinción que el Trío Los Panchos. El propio Trío Vegabajeño años más tarde, también cedería ante la influencia del Trío Los Panchos, incorporando una primera guitarra-requinto que llevaría un nuevo estilo en el sonido del Trío acorde con el sonar del Trío Los Panchos.

Grupo formado en New York en 1944 por los mexicanos Chucho Navarro y Alfredo Gil, con el puertorriqueño Hernando Avilés como primera voz. Debutaron el 14 de Mayo de 1944, en el Teatro Hispano de New York. Tras un corto paréntesis en el que Gil integró el ejército norteamericano, en 1945 grabaron sus primeros éxitos:

  • “Perdida”

  • “Una Copa Más”

  • “No Trates de Mentir”


Otros temas registrados ese año en New York fueron

  • “La Malagueña”

  • “El Guayabo”

  • “Guadalajara”

  • “La Cucaracha”

  • “Cielito Lindo Huasteco”

  • “Si, Si, Si… No, No, No…”

  • “Lilongo”

  • “Hasta Mañana”


Entre 1946 y 1951, cuando se produjo el primer alejamiento de Hernando Avilés, registraron también

  • “Me Voy Pa’l Pueblo”

  • “Silverio, Facundo y la Luna”

  • “Chon, Chon, Chon”

  • “A Mi Manera”

  • “A Tí que te Importa”

  • “Alma Vanidosa”

  • “Aprieta el Paso”

  • “O Dame Otra Cosa”

  • “Cambia el Plato”

  • “Cansado de Tí

  • “Caramelito”

  • “Corazón Marchito”

  • “Dilema”

  • “El Guarapo”

  • “Tan Enamorado”

  • “Pobre Guajiro”

  • “Eternamente”

  • “Francamente”

  • “Jacarandosa”

  • “La Puerta de tu Casa”

  • “Piensa Bien lo que me Dices”

  • “México”,

  • “Negrita”

  • “No, No y No”

  • “Parece que Va a Llover”

  • “Se Casó Yolanda”

  • “Temor Sublime”

  • “Una Voz”

Tras presentarse en México, visitaron Venezuela en 1946, iniciando una serie de giras por toda América que se repetirían año tras año durante casi cinco décadas. Solamente en Argentina actuaron más de cuarenta veces. Navarro y Gil permanecieron unidos hasta 1981, mientras que en la primera voz se sucedieron varios destacados cantantes:

  • Hernando Aviles, entre 1944 y 1951 y luego de 1956 a 1958

  • Raúl Shaw Moreno, en 1951 y 1952

  • Julito Rodríguez, de 1952 a 1956

  • Johnny Albino, entre 1958 y 1968

  • Enrique Cáceres, 1968 a 1972

  • Ovidio Hernández, de 1972 a 1976

  • Rafael Basurto Lara, sobrino de Agustín Lara, a partir de 1976,
    reemplazado en ocasiones por Gaby Vargas.

En 1964 CBS aprovechó el gran momento del Trío Los Panchos para grabar el LP “Canciones de Amor”, en el que Eydie Gorme cantó con el Trío Los Panchos. La grabación se hizo con una técnica bastante novedosa para la época, ya que por problemas de fechas se realizó registrando por separado a los intérpretes, que solo se reunieron para fotos promocionales. El disco tuvo un enorme éxito, y la fórmula se reiteró con “Más Canciones de Amor” y un LP con temas navideños. En 1968 se realizó un intento similar uniendo al Trío Los Panchos con Gigliola Cinquetti. Personalmente considero que el álbum resultante fue excelente, pero no tuvo la repercusión esperada. Mejor en cuanto a ventas resultó el LP en el que con arreglos técnicos se sumó al Trío Los Panchos la voz de Javier Solís, que había fallecido poco antes. La fórmula de sumar otras voces al Trío Los Panchos se repitió en los setenta con Estela Raval, en dos LP, con María Martha Serra Lima, y hace unos años con José Luis Rodríguez.