BIOGRAFIA  JULITO  RODRIGUEZ  REYES

1ra. voz entre 1952 a 1956

Julio Rodríguez Reyes, conocido artísticamente como Julito Rodríguez Reyes, nació en 1927 en Santurce Puerto Rico. Desde pequeño mostró su inclinación por la música, a los 8 años recibió sus primeras lecciones de violín con el profesor Arturo Andreu Salvat, posteriormente estudió saxofón, aunque se transformó en un autodidacta con respecto a la guitarra. Prosiguió sus estudios en la Escuela Ponce High, donde se graduó en 1945. En el sur de Puerto Rico organizó una orquesta que bautizó con el nombre de Orquesta Hatuey de Ponce A muy corta edad tuvo su primer grupo. Grabo discos, apareció en importantes programas de radio a nivel continental.


En 1946, comienza sus estudios en la Universidad de Puerto Rico, y participa en la Banda del ROTC que dirigía Rafael Alers. Durante esta época organiza su primer trío, “Los Romanceros”. Las primeras grabaciones las realiza en la Navidad de 1947 interpretando los temas “Aires de Navidad”, “Siete besos”, “Bomboncito” y “¿Por qué será?”. El grupo permaneció unido hasta 1950, cuando Julito ingresó al ejército norteamericano

Faltando tres meses para terminar el servicio militar recibió por parte de sus compañeros de cuartel, la noticia que Rafael Hernández había informado por radio, que la próxima voz del “Trío Los Panchos” sería la de Julio Rodríguez Reyes, él que no sabía nada pensó que se trataba de una broma entre compañeros, pero al poco rato escucho él mismo la noticia, no podía dar crédito a su alegría; sucedió que Raúl Shaw Moreno, se alejaba como primera voz y Alfredo Gil llamo, desde Brasil a Rafael Hernández, quién conocedor de las cualidades vocales artísticas y personales de Julio Rodríguez Reyes no dudo ni un instante en recomendarlo para 1ra. Voz del Trío.

Julio Rodríguez obtuvo su licenciatura militar y volvió a la vida civil de la mano de Gil y Navarro. Los primeros contratos se cumplieron en la República Dominicana, comenzó este nuevo ciclo con un gran éxito de su autoría “Mar y cielo”, y con el una nueva etapa de gloria para el trío, Julio definitivamente era la Voz para Los Panchos. Inmediatamente comenzaron las giras, apoteósicas actuaciones en Sur América, Islas Holandesas, Curazao, Las Antillas y California. Regresaron a México en 1955 para presentaciones y recibir los trofeos obtenidos por “Mar y Cielo” y “Mi ultimo Fracaso”. Posteriormente recorren España. Italia, Portugal, Maruecos, Grecia, Atenas, El Líbano, Siria, Jerusalén, Francia, Islas Canarias.
Los primeros meses de 1956 sorprenden al trío en New York y de allí parten a la Habana, Puerto Rico, Florida y Venezuela. Estando precisamente en Venezuela, durante la actuación del programa el Show del Medio Día, Julio enfermo y regreso inmediatamente a Puerto Rico dónde lo internaron en el Hospital de Veteranos, mientras se recuperaba tomo la decisión de retirarse del Trío, cansado de tantos viajes que lo mantenían alejado de la familia y con una salud que requería cuidado, tomo la difícil decisión de retirarse del trío y permanecer en su natal Puerto Rico.

En 1956 forma el Trío Los Primos junto a Tatín Vale y Rafael Scharron. Al finalizar la década del 50 se consolidaron como el grupo de mayor solidez y calidad interpretativa. En 1961 se convirtieron en el primer trío puertorriqueño en presentarse en el Radio City Music Hall en Nueva York

A partir de esta presentación se le conocería como Julito Rodríguez y su Trío.
Para 1975 Julito se unió a Tato Díaz y Miguel Alcaide y formaron Los Tres Grandes. Con este grupo grabó nueve elepés y dejaron registradas 106 canciones; de ellas 32 son de la autoría de Julito Rodríguez. Este trío permaneció unido hasta 1983.
Julito Rodríguez Reyes se ha mantenido vigente en el pentagrama popular con nuevos tríos y composiciones. El actual Trío de Julito Rodríguez lo integran Julito, Cheli Torres y Gullín Rodríguez.

En el año 2,000 Julito se unió al legendario cantante Johnny Albino para juntos rememorar sus respectivas etapas con el Trío Los Panchos.

La trayectoria de este gran artista es el resultado de una maravillosa carrera que aún hoy continúa colmada de honores en su tierra natal. Para definir al señor Julio Rodríguez Reyes se debe utilizar la palabra “caballero”. No podemos dejar de mencionar que se trata de uno de los mejores y mas prolíficos compositores puertorriqueños, orgullo de todos los hispano.

Hoy en día vive en Puerto Rico junto a su esposa dedicado a la música.

 

Julito Rodriguez Reyes

Cantante
Fecha de nacimiento: 5 de octubre de 1925
Lugar: Santurce, Puerto Rico

Nació en Santurce, Puerto Rico, el 5 de octubre de 1925 y desde niño mostró inclinación por la música. De pequeño su padre lo estimuló a tomar clases de violín. El aventajado alumno dominaba el instrumento de tal forma que participaba como suplente en la Orquesta Hatuey, dirigida por Félix (Felito) González.

Julito prosiguió sus estudios en la Escuela Ponce High, donde se graduó en 1945. En el sur de Puerto Rico organizó una orquesta que bautizó con el nombre de Orquesta Hatuey de Ponce.

Su pasión con las cuerdas comenzó el día cuando su madre le obsequió su primera guitarra. Los primeros acordes los aprende de su padre y luego a través de un método de guitarra.

En 1946, comienza sus estudios en la Universidad de Puerto Rico, y participa en la Banda del ROTC que dirigía Rafael Alers. Durante esta época organiza su primer trío, Los Romanceros. Las primeras grabaciones las realiza en la Navidad de 1947 interpretando los temas “Aires de Navidad”, “Siete besos”, “Bomboncito” y “¿Por qué será?”. El grupo permaneció unido hasta 1950, cuando Julito ingresó al ejército norteamericano.

Por recomendación del compositor puertorriqueño Rafael Hernández, Julito llegó al trío de fama mundial Los Panchos en 1952. Realizaron presentaciones en Nueva York, República Dominicana, España, Venezuela, México, Colombia, Portugal, Grecia, Líbano, Israel y Cuba. Durante su estadía en México grabó 122 canciones, entre las que se cuentan varias de su propia inspiración.

Luego de retirarse del Trío Los Panchos, en 1956 forma el Trío Los Primos junto a Tatín Vale y Rafael Scharron. Al finalizar la década del 50 se consolidaron como el grupo de mayor solidez y calidad interpretativa. En 1961 se convirtieron en el primer trío puertorriqueño en presentarse en el Radio City Music Hall en Nueva York. A partir de esta presentación se le conocería como Julito Rodríguez y su Trío.

Para 1975 Julito se unió a Tato Díaz y Miguel Alcaide y formaron Los Tres Grandes. Con este grupo grabó nueve elepés y dejaron registradas 106 canciones; de ellas 32 son de la autoría de Julito Rodríguez. Este trío permaneció unido hasta 1983.

Ser de gran creatividad, Julito Rodríguez Reyes se ha mantenido vigente en el pentagrama popular con nuevos tríos y composiciones. El actual Trío de Julito Rodríguez lo integran Julito, Cheli Torres y Gullín Rodríguez.

En el año 2,000 Julito se unió al legendario cantante Johnny Albino para juntos rememorar sus respectivas etapas con el Trío Los Panchos.

La trayectoria artística de nuestro artista, su selecta producción autoral y su valiosa contribución a los tríos de Puerto Rico, lo colocan en un sitial de trascendencia en el cancionero popular latinoamericano.

Homenajeado Julito Rodríguez Reyes por el Senado de Puerto Rico
Cumple 80 años de vida y medio siglo frente a su trío

Hace 15 años, exactamente el 16 de septiembre de 1990, Julito Rodríguez Reyes fue objeto de un cálido homenaje en el marco del espectáculo “La Gran Cumbre de Tríos”, presentado en el Centro de Bellas Artes de San Juan, con motivo de festejar 45 años de fructífera carrera musical.

Se recuerda que, durante aquella velada, el animador Gilbert Mamery presentó, sucesivamente, a Johnny Rodríguez y su Trío, Lily y su Gran Trío, Papo Valle & Trío Borinquen, Fernandino Álvarez y su Trío Vegabajeño, al Trío Voces de Puerto Rico, a Johnny Albino y su Trío y al Trío Los Condes antes de llamar al escenario a la gran estrella de la función, Julito, para que compartiera y disfrutara ante sus fieles admiradores del más significativo tributo que hasta entonces había recibido por parte de sus compañeros en las lides artísticas.

Uno de los instantes más emotivos fue cuando un representante de la compañía discográfica Ansonia le entregó un Disco de Oro especial por las ventas de su grabación consagratoria, el bolero “Mar y cielo”, que compuso en cuestión de minutos mientras viajaba en autobús desde Santurce a Puerta de Tierra, el sábado 11 de octubre de 1952 y que se incluyera en la primera sección de grabaciones que realizara como voz líder del ya famoso Trío Los Panchos – completado por los mexicanos Alfredo «El Güero» Gil y Chucho Navarro, a quienes se unió poco después de aquel feliz día –, en marzo de 1953. Hoy “Mar y cielo” cuenta con no menos de 200 versiones discográficas, a nivel internacional, hecho que lo convierte en clásico del pentagrama romántico boricua.

Julito Rodríguez Reyes nació en el sector Chícharo, de Santurce, el 5 de octubre de 1925, lo cual significa que acaba de arribar a los 80 años de edad. Para su suerte, conservando su voz en condiciones admirables y con la fuerza suficiente para continuar activo en los escenarios. Y, a punto de cumplir medio siglo frente a la trilogía que identifica con su nombre.

Al igual que hace tres lustros, esta vez sus ocho décadas de existencia – gran parte de ella dedicada a engrosar un legado musical que ya es extenso y muy valioso – no fueron celebradas en la Sala de Festivales Antonio Paoli, del CBA, sino en el Capitolio, con otro homenaje, por parte de la Cámara de Representantes de Puerto Rico. Allí, el presidente del cuerpo legislativo, honorable José Aponte, y el vicepresidente de esta rama administrativa, honorable Epi Jiménez, entregaron una proclama en reconocimiento a la labor de Julito Rodríguez en el campo de la cultura popular puertorriqueña.

Aportación de Julito Rodríguez al arte-

La trayectoria artística de este gran cantante, guitarrista – en distintas etapas también fue saxofonista y violinista de orquestas – y compositor boricua se remonta a su adolescencia, cobrando impulso a partir de 1947 cuando formó el Dúo Los Aviadores junto al hoy venerado Felipe Rodríguez «La Voz», teniendo en el programa “Tribuna del arte”, instituido por Rafael Quiñones Vidal en la radioemisora WNEL, su principal foro. En 1948, con la incorporación del guitarrista Sotero Collazo, aquel binomio dio paso al Trío Los Romanceros, frente al que grabó dos de sus primeras composiciones: “Aires de Navidad” y el bolero “Siete besos”, que logró escalar la posición cimera en los escalafones de popularidad.

Sin embargo, fue su incorporación al Trío Los Panchos, por recomendación del gran Rafael Hernández y como sustituto del boliviano Raúl Shaw Moreno, lo que significó su trampolín a la fama internacional. Durante su pasantía de 1952-1956 por la llamada «Trilogía Perfecta de América» recorrió toda la geografía del Nuevo Mundo, gran parte de Europa y el Medio Oriente. Incluso, hasta tuvo oportunidad de aparecer en el entonces esplendoroso cine mexicano.

Concluida aquella etapa, emprendió otra igualmente exitosa frente a su propio Trío Los Primos, que completaron el mocano Eligio «Tatín» Vale (segunda voz y guitarrista) y el pepiniano Rafael Arcángel Scharón (requintista y tercera voz). Gracias a un ventajoso contrajo con la etiqueta Ansonia Records, lanzó cinco antológicos álbumes en los que dio a conocer boleros de su cosecha que alcanzarían vigencia imperecedera, incluso en voces de otros intérpretes: “Delincuente”, “El almanaque”, “Un minuto”, “Tu almohada”, “Ciegamente”, “Novia mía”, “Espejismo”, “Horóscopo”, “Inolvidable amor”, “Diploma”, “Brindis”, “Soledad”, “Tu primer beso”, etc. También guarachas jíbaras como “El quinqué”, “Serenata en lelolai” y “Un jíbaro castao”. Durante el lustro comprendido entre 1957 y 1961, este grupo recorrió triunfalmente Europa y Estados Unidos, agotó temporadas en los hoteles Caribe Hilton y Dorado Hilton y apareció en varias películas puertorriqueñas.

A raíz de la salida de Tatín Vale – sustituido por Ángel «Junior» Nazario – en 1961, Julito decidió enterrar el nombre de Los Primos e identificar al trío con su nombre. Continuó grabando con distintas compañías y trabajando intensamente en toda clase de escenarios. Ya entrada la década de 1970, experimentando los inevitables cambios de integrantes.

Una tercera etapa en su carrera, también bastante productiva, la vivió junto al virtuoso requintista hatillano Miguelito Alcaide y el no menos talentoso guitarrista y especialista en la segunda voz junqueño Rafael «Tato» Díaz – muy famoso por su prolongada permanencia en el cuarteto Los Hispanos – durante los años 1975-1983. Esta reunión de ases se bautizó con el nombre de Los Tres Grandes y dejó constancia de su aporte al pentagrama romántico nacional en nueve álbumes, siendo uno de los últimos, “Voces, guitarras y violines” (JI Records) junto al antiguo ídolo nuevaolero convertido en bolerista, Julio Ángel. Culminado aquel ciclo, Julito organizó un nuevo trío, que marcó su reencuentro con Tatín Vale, el cual tuvo como requintista y tercera voz a otro mocano: Ricardo Feliú. Después éstos darían paso a otros vocalistas y guitarristas.

Con Julito Rodríguez Reyes parece repetirse el afortunado caso de Fernandito Álvarez, quien a sus 91 años conserva su voz en muy buen estado y no luce dispuesto a cerrar el glorioso capítulo del Trío Vegabajeño. Así que, por lo visto, seguirá en la batalla dando a su pueblo la excelencia musical que siempre le ha distinguido.